Novedades
12.10.2017
Trabajo Inseguro
Condiciones y Actos Inseguros.
El accidente es consecuencia de no tomar en cuenta los riesgos del trabajo o las posibles consecuencias de las acciones tomadas
Antes de iniciar un trabajo verifique sus riesgos

Se define como accidente a cualquier suceso no planeado y no deseado que provoca un daño, lesión sobre un objeto o sujeto.

Los daños se dividen en accidentales e intencionales (o dolosos y culposos).

En general el accidente es consecuencia de no tomar en cuenta los riesgos del trabajo o las posibles consecuencias de las acciones tomadas.

Las causas básicas de un accidente pueden dividirse en factores personales, factores del trabajo, faltas de procedimientos y/o capacitación.

En los factores del trabajo de un accidente pueden ser por no estar especificado que un trabajo tenga que utilizar elementos de protección, falta de normas de trabajo, por la falta de equipos de protección o porque el mismo no se utilice por resultar incómodo.

Factores Personales o del Trabajo en un accidente:

  • Falta de información (capacitación).
  • Falta de normas de trabajo o negligencia laboral.
  • Diseño inadecuado de las máquinas y equipos.
  • Desgaste de equipos y herramientas.
  • Mantenimiento inadecuado a las máquinas y equipos.
  • Falta de conocimientos de la capacitación.
  • Ahorrar tiempo. Se hacen acciones inseguras para ahorrar tiempo.
  • Buscar la comodidad. Algunos elementos de seguridad resultan incómodos y las personas prefieren evitarlos.
  • Actos imprudentes e inseguros o a velocidad excesiva.
  • Realizar trabajos para los que no se está debidamente capacitado.
  • Falta de señalización de peligros.
  • No utilizar, o anular, los dispositivos de seguridad con que van equipadas las máquinas o instalaciones.
  • Utilizar herramientas o equipos defectuosos o en mal estado.
  • Reparar máquinas o instalaciones de forma provisional y no segura.
  • Adoptar posturas incorrectas durante el trabajo.
  • Usar ropa de trabajo inadecuada (con cinturones o partes colgantes o desgarradas).
  • Usar anillos, pulseras, collares, medallas, etc. cuando se trabaja con máquinas con elementos móviles (riesgo de atrapamiento).
  • Utilizar cables, cadenas, cuerdas, eslingas y aparejos de elevación, en mal estado de conservación.
  • Sobrepasar la capacidad de carga de los aparatos elevadores o de los vehículos industriales.
  • Colocarse debajo de cargas suspendidas.
  • Introducirse en fosos, cubas, cuevas, hoyos o espacios cerrados, sin tomar las debidas precauciones.
  • Levantar pesos excesivos (riesgo de hernia).
  • Falta de protecciones y resguardos en las máquinas e instalaciones.
  • Falta de sistema de aviso, de alarma, o de llamada de atención.
  • Falta de orden y limpieza en los lugares de trabajo.
  • Escasez de espacio para trabajar.
  • Almacenamiento incorrecto de materiales que obstruyen las salidas de emergencia, etc.
  • Niveles de ruido excesivos.
  • Iluminación inadecuada (falta o exceso de luz, lámparas que deslumbran)
  • Falta de señalización de puntos o zonas de peligro.
  • Existencia de materiales combustibles o inflamables cerca de fuentes de calor.
  • Pozos, zanjas, sin proteger ni señalizar, que representan riesgo de caída.
  • Pisos en mal estado; irregulares o resbaladizos.